Austrinus

Secciones

Meteoros/meteoritos

MeteorosEn nuestro Sistema Solar existen objetos claramente identificables y describibles en función de sus características, mientras que otros son más difíciles de detectar y seguir la pista. Debido a los procesos que tuvieron lugar durante la formación del Sistema, una gran cantidad de partículas de polvo y escombros de pequeño tamaño quedaron dando vueltas, al no alcanzar a unirse a objetos más grandes con los cuales formar un objeto masivo, como un planeta. La mayoría de estos escombros se encuentran en una zona denominada Cinturón Principal de Asteroides, entre las órbitas de Marte y Júpiter, mientras que otros se hallan aún más lejos, en un área más allá de Neptuno conocida como el Cinturón de Asteroides Kuiper.

MeteoroSin embargo, muchas de estas partículas (llamadas meteoroides) no tienen una ubicación definida, y simplemente ocupan una órbita que puede ser más o menos cercana al Sol. O, como también sucede, corresponden a partículas que quedaron vagando tras el paso de un cometa alrededor del Sol. Entonces sucede que ocasionalmente, cuando la Tierra atraviesa una zona del espacio que contiene estas partículas, su gravedad inevitablemente las atrae y las partículas se precipitan contra el planeta. Debido a que la mayoría de estas partículas sueltas no es más grande que un grano de arena o de arroz, su paso por mla Tierra es muy efímero.

La bolsa de aire caliente que se forma alrededor de la partícula, debido a la alta velocidad que esta lleva, la quema al cabo de escasos segundos y la pulveriza completamente. Es lo que comúnkmente se conoce como “estrella fugaz“, pero cuyo nombre real es “meteoro“. No obstante, aquellos escombros que son algo más grandes, tienen la posibilidad que una pequeña parte sobreviva a la caída, logrando alcanzar la superficie. En tal caso, el objeto caído del espacio recibe el nombre de meteorito, y si tenemos la suerte de encontrar alguno, nos puede revelar importantes cuestiones respecto a la formación del Sistema Solar, ya que son objetos que han permanecido inalterados desde entonces (hace unos 4.600 millones de años).

II. Meteorítica y casos notables

Meteorito ALH 84001Es aquí donde surge una importante área de estudio, donde especialmente los aficionados pueden realizar contribuciones. Se trata de la meteorítica, el estudio de estos cuerpos provenientes del espacio y la información que encierran en su interior. Sin duda los meteoritos vienen cayendo en la Tierra desde mucho antes que apareciera el Hombre, y a lo largo de la Historia estas rocas han recibido distintas interpretaciones: regalos de dioses, fuentes de adoración o castigos divinos. Algunos de los meteoritos más grandes llegan a pesar más de 100 kilos, y en muchos casos han involucrado testigos directos.

Localización del cráter de ChicxulubAlgunos de los eventos más famosos de este tipo lo constituye el meteorito Hobahallado en Namibia (el más pesado del mundo con 60 toneladas), el evento de Tunguska (donde no está realmente claro si lo que cayó fue un asteroide o cometa), el meteorito ALH84001 caído en la Antártida, proveniente nada menos que de Marte, y suscitando una amplia polémica por contener lo que parecían muestras fósiles de vida microscópica, y, por supuesto, el famoso meteorito que extinguió a los dinosaurios hace 65 millones de años, cuyo cráter se correspondería con el de Chicxulub, en la península de Yucatán (México) .

MeteoritoLos meteoritos se clasifican (entre otras cosas) por su composición. Éstos pueden ser rocososmetálicos o una mezcla entre ambos, destacando los minerales de silicato en el caso de los rocosos, y el hierro-níquel en el caso de los metálicos. Una alta mayoría (85%) de los meteoritos caídos están compuestos de silicatos, mientras que sólo un 5% son metálicos, y se piensa que muchos de ellos provienen de rupturas de asteroides mayores, de la época cuando recién se formaba el Sistema Solar. No obstante, la amplia mayoría de objetos del espacio que llega a la Tierra se desintegra en su atmósfera, mientras que sólo unos pocos logran atravesar esta barrera y sobrevivir. Debido a sus características, la forma más accesible de localizarlos es buscando en lugares llanos, tales como desiertos o terrenos congelados. Existen algunas técnicas para reconocerlos, aunque requiere de una ardua tarea de búsqueda por parte de quienes se dediquen a esta disciplina.

III. Lluvias de meteoros

El fenómeno más característico de objetos del espacio cayendo a la Tierra son las lluvias de meteoros, en donde el planeta atraviesa una zona de su órbita donde se conoce existen remanentes de rocas y polvo dejados atrás por cometas o algún asteroide, y por consiguiente se puede anticipar que muchos de ellos se nos mostrarán como luminosos meteoros y uno que otro bólido, donde posiblemente un trozo de material logre precipitarse hasta la superficie. Sin embargo, la mayor preocupación son los objetos grandes.

Un meteorito de alrededor de 10 km fue el que exterminó a los dinosaurios, y aunque la caída de un objeto de tales dimensiones es muy rara, la probabilidad existe y los seres humanos deben estar alertas a ello, pues la devastación que podría dejar en el planeta es enorme. Es por ello que se han creado programas para búsqueda y seguimiento de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO, por su sigla en inglés), y un especial cuidado a los Asteroides Potencialmente Peligrosos (PHA, por su sigla en inglés).

¡Austrinus ha sido renovado! Detalles.
Astro Imagen del día
Últimos posts
Últimos comentarios
    Próximamente
    Astrofotografías
    Loading...
    ¡Comparte!
    Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone