Austrinus

Secciones

El “ojo de Dios”

“Ocurre una vez cada 3000 años…”

El Este podría considerarse como un asunto más bien inocente, un hecho falso que puede no generar mayor conmoción en la comunidad, pues no se lo anuncia como la profecía de una catástrofe, de una hecho que cambiará nuestras vidas o algo por el estilo; es una cadena de correo electrónico (de las muchas que circulan por Internet), aludiendo a una imagen supuestamente divina que hace milagros, si se reenvía a cierto número de personas. En realidad todas las cadenas de este tipo no tienen ninguna base científica y sólo sirven para saturarnos el correo con mensajes inútiles, pero me pareció importante desmitificar esta cadena en especial, porque alude a un objeto astronómico descrito erróneamente. La cadena es así:

La pseudociencia dice…

Esta foto es muy rara, fue tomada por la NASA. Este tipo de evento ocurre una vez cada 3,000 años. Esta foto ha hecho milagros en muchas vidas. Haz un deseo…. estas viendo el ojo de Dios. Seguramente veras los cambios en tu vida durante el día. Créelo o no, no guardes este e-mail contigo Pásalo al menos a 7 personas. Esta foto fue tomada por la NASA con el telescopio Hubble. Es llamada: “EL OJO DE DIOS. Demasiado increíble para borrarla. Compártela. Durante los próximos 60 segundos, para lo que estés haciendo y ten la oportunidad (literalmente es un minuto). Envía esta foto a tus amigos y ve que pasa. No rompas esto, por favor.

La ciencia dice…

Es sumamente fácil de comprobar que la imagen que va adjunta a la cadena (que aparece junto al título del artículo), se trata simplemente de la nebulosa planetaria “Hélice” (catalogada como NGC 7293), que se encuentra en la constelación de Acuario. Es un objeto conocido por los astrónomos aficionados y muy bello para observar y fotografiar, por su estructura y colores. Algunos datos técnicos de este objeto es que se encuentra a unos 650 años luz, y ocupa unos 2.5 años luz de extensión. Tiene una magnitud aparente de +7.3 y se la puede encontrar en las siguientes coordenadas: Declinación: -20° 50′ 13.2″; Ascensión Recta: 22h 29m 38.35s. Es una de las nebulosas planetarias más cercanas a la Tierra.

¿Qué es una nebulosa planetaria?

¿Qué es una nebulosa planetaria?Es lo que queda de una estrella en las etapas finales de su vida. En aquellas con entre 0.08 y 8 masas solares iniciales, luego de haber pasado gran parte de su vida en la secuencia principal, su combustible comienza a agotarse e inician una serie de reacciones que la llevan a convertirse en una estrella gigante roja, haciendo que se expanda varias veces su tamaño original. Cuando esto ocurre, la estrella se hace inestable y se dirige inevitablemente hacia su colapso, proceso en donde la estrella expulsa sus capas exteriores, dejando en su centro una pequeña enana blanca, muy densa y mantenida por un proceso llamado repulsión entre electrones. Las capas expulsadas se componen básicamente de hidrógeno, mientras que la enana blanca emite radiación UV; por esto, los átomos de hidrógeno se ionizan (expulsan sus electrones) y en el proceso emiten fotones visibles, que en conjunto producen las bellas estructuras comunes a las nebulosas planetarias (a todo esto, el término “planetaria” sólo obedece a que su forma es usualmente esferoidal, similar a un planeta).

El error de la cadena es mencionar que este fenómeno ocurre una vez cada 3.000 años. En realidad se conocen muchas nebulosas planetarias, debidamente catalogadas y cada una luciendo una particular estructura. El tiempo que tarda una estrella en convertirse en nebulosa planetaria se relaciona directamente con la masa inicial que tenga, pues a menor masa, se tardará más en consumir su combustible; a mayor masa, lo hará más rápidamente. Para dar un ejemplo concreto, el destino del Sol será convertirse en nebulosa planetaria. Nuestra estrella ya tiene 5.000 millones de años, y le quedan otros 5.000 millones de años antes que empiece a agotarse su combustible. El proceso entre la expulsión final de las capas exteriores y su estado como nebulosa planetaria es muy lento y gradual, no aparece instantáneamente.

Simples coincidencias

La imagen de la nebulosa planetaria Hélice efectivamente fue tomada por el telescopio Hubble. Como se dijo antes, estos objetos pueden presentar variadas formas y no debería extrañar que otras nebulosas tengan una estructura bastante simétrica o parecida a un objeto o animal conocido para nosotros. De hecho, a continuación expongo 3 ejemplos comunes de objetos que también nos recuerdan, sólo por coincidencia, ciertas cosas conocidas. Sobre la nebulosa Hélice, oficialmente no se la reconoce como “ojo de Dios”, aunque popularmente (y ayudado por la cadena de e-mail) podría considerársele así. Cabe destacar, eso sí, que dicha denominación no-oficial no afecta en nada a la astronomía, salvo que se la ocupe para manifestar que dicha nebulosa efectivamente tenga un carácter “divino” o que “concede milagros”. Es simplemente un objeto astronómico, aunque sumamente bello.

Ejemplos destacados

¡Cabeza de caballo!

Nebulosa Cabeza de CaballoNebulosa conocida como “Cabeza de Caballo”, también catalogada como B33. Se encuentra en la constelación de Orión, muy cercana a la estrella Alnitak, del cinturón de Orión. Es una nebulosa oscura con forma muy similar a la cabeza de un caballo, que forma parte de un complejo de nubes moleculares mucho más grande.

¡Ojo de Sauron!

Estrella FomalhautLas partículas de polvo en torno a la brillante estrella Fomalhaut, la más brillante de Piscis Austrinus, fueron tomadas por el telescopio Hubble y muestran una estructura muy similar al famoso “Ojo de Sauron” de la saga épica El Señor de los Anillos.

¡Estrella de la Muerte!

Satélite MimasEl satélite Mimas, de Saturno, muestra un enorme cráter que estuvo a punto de destruirlo en algún momento. Suele rebautizársele como la “Estrella de la Muerte“, por su gran parecido con la gigantesca estación espacial usada como súper-arma en la saga Star Wars.

¡Austrinus ha sido renovado! Detalles.
Astro Imagen del día
Últimos posts
Últimos comentarios
    Próximamente
    Astrofotografías
    Loading...
    ¡Comparte!
    Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook12Share on LinkedIn0Email this to someone