Austrinus

Secciones

Mars Phoenix

Mars PhoenixEsta misión que fue lanzada en agosto de 2007 y muy diferente a las otras, desde muchos puntos de vista. No consta de rovers que se desplacen por la superficie, ni explorará las regiones ecuatoriales. Phoenix es una sonda orientada exclusivamente a uno de los polos del planeta, con el propósito firme de encontrar hielo en esas regiones heladas. Su vehículo fue diseñado para posicionarse en un lugar fijo, y desde ahí realizar todos sus experimentos, incluyendo las tomas de imágenes y de muestras del helado suelo marciano. Su descenso también fue distinto a como lo han hecho otras sondas, como la Mars Pathfinder y los rovers Spirit y Opportunity. En lugar de caer con bolsas de aire para amortiguar el impacto contra el suelo, Phoenix usa una técnica que hace más de 30 años la ejecutaron las sondas Viking, vale decir, con pequeños retrocohetes que disminuyeron la velocidad de la sonda a pocos metros de la superficie, para así posarse suavemente en la superficie marciana.

Una de las patas de PhoenixPhoenix va ataviada de numerosos instrumentos, entre ellos un brazo robótico que tomará muestras del suelo, una cámara robótica adherida a dicho brazo, una estación meteorológica, una cámara panorámica estereográfica y un espectrómetro, entre otros. Los primeros descubrimientos de Phoenix no tardaron en llegar. La sonda debió esperar unos 20 minutos antes de realizar su primera acción -el despliegue de los paneles solares-, hasta que el polvo levantado durante el descenso se disipara. Luego arribarían las primeras fotografías del lugar de aterrizaje, mostrando una topografía propia del polo marciano. Luego que Phoenix procediera a tomar las primeras muestras de suelo marciano para su análisis, quedó en evidencia una sustancia blanca brillante que posteriormente se sublimó (vaporizó), confirmando que el material expuesto era definitivamente hielo de agua. Los restos habían quedado expuestos en una excavación del día 15 de junio y se vaporizaron el día 19, un comportamiento sólo puede corresponder a este material bajo las condiciones marcianas.

Evidencias de agua sublimada en la superficiePero las sorpresas no acabaron allí. El 27 de junio arribaron los resultados de un experimento de química húmeda del suelo marciano. La sorpresa vino al comprobar que el suelo de Marte es alcalino, con un pH entre 8 y 9. Un co-investigador de la misión, Sam Kounaves, al respecto opina que “Este suelo parece ser un análogo cercano al suelo de la superficie que se encuentra en los altos valles secos de la Antártida”. Adicionalmente, algunos compuestos localizados en el análisis incluyen magnesio, sodio, potasio y cloruros. Se ha encontrado una gran cantidad de nutrientes y compuestos químicos que son necesarios para la vida tal como la conocemos en la Tierra, y en ese sentido aumentan las probabilidades que aquella región pueda soportar vida extrema. Los resultados indican que el suelo analizado ha estado en contacto con agua en el pasado, y globalmente se ha comprobado que la mineralogía marciana tiene bastante más semejanzas con la nuestra de lo que se pensaba.

Para más información de la misión Phoenix puedes visitar: http://www.nasa.gov/mission_pages/phoenix/main/index.html

¡Austrinus ha sido renovado! Detalles.
Astro Imagen del día
Últimos posts
Últimos comentarios
    Próximamente
    Astrofotografías
    Loading...
    ¡Comparte!
    Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone